Consejos generales en el lavado de tus prendas

Sabemos que el lavado desgasta irremediablemente todas nuestras prendas.

Aunque algunas prendas son más delicadas que otras, todas ellas requieren unos ciertos cuidados en su lavado.

A continuación te facilitamos unas indicaciones para el lavado de tus prendas.

– Antes de lavar la prenda observa bien las instrucciones de lavado de su etiqueta, y síguelas escrupulosamente. Si la etiqueta de alguna prenda indica que requiere lavado en seco, asegúrate de llevarla a la tintorería.

– Antes de lavar por primera vez una prenda de un color fuerte u oscuro, enjuágala aparte para saber si destiñe.

– Aunque sea una tarea tediosa, es preferible clasificar la ropa; separa las prendas en función de su suciedad, en ropa muy sucia y ropa poco sucia. También separa las prendas por su color, por un lado la ropa blanca o de colores claros y por otro la ropa de colores oscuros. También es aconsejable que separes la ropa por el tipo de tejido (algodón, lana, seda, sintético, etc.), así será más fácil ajustar mejor el programa de lavado. Todas las lavadoras poseen diferentes programas de lavado, escoge el que más se ajuste al tipo de prendas que vas a lavar. Asegúrate siempre de que la temperatura del lavado sea la correcta.

– Acuérdate de vaciar todos los bolsillos, los objetos pequeños pueden introducirse en el tambor de la lavadora y estropearla o pueden engancharse y dañar tus prendas.

– Cierra las cremalleras y abrocha los corchetes para evitar que se enganchen.

consejas para el lavado de tus prendas
Antes de lavar observa bien las instrucciones de lavado de las etiquetas

– Meter las prendas en la lavadora intentando siempre arrugarlas lo menos posible, hacerlo de forma que queden lo más estiradas posible. Procura no cargar en exceso la lavadora, si pones demasiada carga las prendas estarán muy apelmazadas y no se lavaran bien, y si la cargas demasiado poco estarás gastando agua y energía en lavar muy pocas prendas; la medida ideal es completar hasta ¾ partes del tambor, así la ropa podrá moverse libremente dentro y tanto el jabón como el programa seleccionado serán mas eficientes.

– Ten en cuenta que lavando las prendas del revés los tejidos se desgastan menos y se protegen mejor los colores.

– La ropa excesivamente sucia es preferible dejarla un tiempo en remojo y frotarla antes de meterla en la lavadora. También es aconsejable aplicar detergente o algún producto especifico en los cuellos y puños de tus camisas, sobre todo en las de colores claros.

– Para tus prendas más delicadas o pequeñas, podemos introducirlas dentro de una malla especial para el lavado de ropa (de venta en comercios), o en su defecto en una funda de almohada, para lavarlas dentro de ella. Las zapatillas con suela de esparto, pueden lavarse dentro de un calcetín.

– Utiliza agua caliente solo para lavar la ropa blanca, para las demás prendas de color, utiliza siempre agua fría así ayudaras a conservar el color. Determina la cantidad y tipo de detergente, suavizante y blanqueadores según la cantidad de ropa, así como de la composición de las prendas a lavar. Una incompleta disolución del detergente puede ocasionar manchas en las prendas.

– Las lejías desgastan las fibras interiores de los tejidos, es preferible utilizar blanqueadores.

– Para las prendas de color es aconsejable utilizar detergentes sin agentes blanqueadores, los cuales desgastan los colores. Existen detergentes específicos para prendas de colores.

– Para las prendas de punto que admiten el lavado a máquina, se recomienda el ciclo corto del lavado y sin centrifugado o con uno moderado.

– Para prendas delicadas, de lavado a mano, utilizar detergente liquido especifico, recuerda que la prenda no se puede retorcer, como truco se recomienda escurrir las prendas enrollándolas en una toalla absorbente.

– En el caso de un conjunto de dos o más prendas del mismo color, siempre hay que lavarlas juntas para evitar la diferencia de color por su desgaste.

– Una vez finalizado el ciclo de lavado de tu lavadora, retira inmediatamente las prendas así evitaras que se arruguen y no adsorban mal olor. Las camisas procura tenderlas colgada en una percha así facilitaras su posterior planchado.

– Las manchas de óxido pueden agujerear la prenda, deben quitarse con rapidez con un quitamanchas apropiado previo a su lavado. Al usar quitamanchas tener extremada precaución de no dejarlo mucho tiempo sobre la prenda para evitar cercos o perdidas de color.

– Las prendas exteriores superiores (cazadoras, americanas, chaquetas, etc.) deben lavarse en seco, pues tienen entretelas y forros que se deforman con mucha facilidad, por lo tanto su limpieza debe realizarse en la tintorería.

Sigue estas indicaciones y conseguirás que tu ropa esté limpia y también que dure más tiempo. Recuerda que la cantidad de agua, detergente y temperatura del agua que uses, también impacta directamente al medio ambiente. Si puedes aprovechar los lavados metiendo la cantidad adecuada de ropa y usar poco detergente a temperatura templada, estarás cuidando al medio ambiente y cuidando tu ropa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *