Consejos saludables para después de Navidad

Mucha gente cree que ganar algunos kilos en Navidad es una rigurosa tradición que hay que cumplir cada año como el cantar villancicos, o adornar el árbol.

Tiene su explicación lógica ya que son múltiples las comidas que se celebran esas fechas, y si a eso le sumamos los dulces típicos que rompen el ritmo habitual y organización nos encontramos con un desequilibrio calórico muy frecuente.

Ahora bien, estamos a punto de terminar la época navideña y debemos plantearnos la vuelta a la rutina y hacer algunos ajustes para recuperar nuestro peso, y especialmente depurar nuestro organismo si nos hemos excedido con copiosas comidas.

¿Qué  podemos hacer para una puesta a punto después de Navidad?

 

Tendríamos que incluir una combinación amparada en dos estrategias concretas: reducir las calorías, y practicar al menos 30 minutos de ejercicio físico diario.

Para ser prácticos y conseguir perder esos  kilos  que se ganan en Navidade es conveniente tener en cuenta una serie de parámetros en cuanto a alimentación, hidratación y ejercicio físico.

Alimentación

En cuanto a la dieta, introducir una serie de cambios sería conveniente:

  • Eliminar totalmente la bollería, los dulces, la mantequilla en los bocadillos, la azúcar refinada nos puede provocar un aumento de peso, además de ser muy poco saludable.
  • Utilizar una cucharada de aceite para hacer las comidas. El aceite de oliva es muy saludable, pero no es cuestión de excedernos si queremos recuperar nuestro peso.
  • Realizar cinco comidas, pero más ligeras. Se trata de reducir la cantidad de comida en los platos, pero comer más veces al día para activar nuestro metabolismo.
  • Olvidarnos totalmente de las grasas. No nos conviene incluirlas en nuestro platos.
  • Terminar con los fritos, son bombas calóricas que no nos aportan nada saludable a nuestra dieta.

 

Tenemos que buscar un equilibrio  entre proteínas, hidratos de carbono y grasas. Lo fundamental es tomar las calorías que necesitamos, pero también las que vamos a desgastar durante el día.

Hidratarnos de forma adecuada

Es de vital importancia mantenernos hidratados con agua, incluir infusiones como manzanilla, poleo, menta, así como zumos de fruta naturales, especialmente si son de naranja ya que tiene efectos muy beneficiosos para el organismo puesto que son antioxidantes, y refuerzan el sistema inmunológico.

Caminar

Apuntarse al gimnasio es lo más socorrido, pero no es necesario.La solución más sencilla es caminar 30 minutos al día. Este hábito es muy saludable porque nos ayudará a quemar calorías, y además tiene múltiples beneficios para el corazón y previene algunas enfermedades como la osteoporosis. Además, nos mantendrá activos ya que practicar deporte eleva la serotonina, más conocida como la hormona de la felicidad.

En Grupo Josvil queremos que empieces el año con buenos propósitos, y que cuidar de tu salud sea uno de ellos. Esperamos que te resulten útiles nuestros consejos. ¿Añadirías alguno más a la lista?

Autor. Rosario Peiró

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *