¿Qué hace que una corbata sea más o menos formal?

Una corbata no es un simple adorno o complemento en tu look, sino el accesorio masculino por excelencia. Por ello, es de vital importancia no sólo elegir un modelo que encaje con tus gustos personales, sino que siga con el protocolo. En este post te ayudaremos a crear un conjunto más o menos formal incorporando esta guinda del pastel. ¡Dime cómo te vistes y te diré quién eres!

¿Cuáles son las características que crean un look más o menos formal incorporando corbatas?

A pesar de que esta prenda siempre ha sido asociada a looks más serios, lo cierto es que también se complementa perfectamente con outfits más casual. Eso sí, siempre aportando ese toque de elegancia. En el mercado, existen muchos tipos de corbata con diferentes características. Todas ellas te servirán para hacer que sea más o menos formal:

Qué hace que una corbata sea más o menos formal

El ancho de la corbata

Por regla general, cuanto más ancha sea la corbata, más formal. Sus medidas suelen oscilar entre los 5 cm y los 8 cm, aunque algunas alcanzan hasta los 9,5 cm. Si lo que buscas es un look más clásico, debes adquirir un modelo que sea del mismo ancho que la solapa de la americana del traje. De todos modos, tendrás que elegir esta medida dependiendo de la forma de tu cuerpo. Si eres demasiado delgado, no utilices corbatas anchas. Por el contrario, si eres más corpulento, no te favorecerá un diseño fino.

El tejido

El mercado ha abierto todo un abanico de posibilidades dentro del mundo textil. Sin embargo, todo el mundo tiene claro que el modelo de corbata más idóneo para ocasiones formales es aquel fabricado con seda. A su vez, puedes encontrar distintos tipos de este material. Un consejo muy casero para distinguir la calidad del accesorio, es pellizcar el tejido y observar si vuelve rápidamente a su estado original. Si lo que buscas es un look más casual, puedes adquirir modelos diseñados en lana, algodón o lino.

El color del modelo

Cuanto más oscura sea tu corbata, más elegante quedará con tu look. Eso sí, la regla que nunca puedes saltarte es que tu camisa sea más clara que este accesorio. Un detalle importante es tener en cuenta el color de tu piel. A las personas más blancas les sientan mejor los azules claros, verdes o celestes. En cuanto a las más morenas, cuentan con una gama más amplia. ¡Importantísimo! Si usas pañuelo, debe ser de diferente color al de la corbata.

El estampado

Respecto a los estampados, también tienen que combinar con tu camisa. Si esta última ya es estampada, opta por un modelo de corbata liso. En caso contrario, elige un diseño que rompa con la monotonía y consiga destacar.

Ahora que ya tienes todas las herramientas, es hora de complementar tu look con un toque distinguido gracias a la elección de una buena corbata. Sigue nuestros consejos y consigue ese outfit más o menos formal que tanto deseas. ¡Tienes a tu disposición todo un abanico de posibilidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *