Las corbatas de rayas, la tendencia que nunca pasa de moda

Es un hecho, la corbata es un accesorio imprescindible en nuestra vida. Sin duda, el mercado ha desarrollado todo tipo de modelos y diseños para amoldarse a todos los gustos. Sin embargo, hay uno que destaca por encima de todos y cuyo éxito es atemporal, el de rayas. A pesar de su lejano origen, hoy en día su uso sigue siendo considerablemente extenso. ¡Descubre más sobre esta opción tan recurrente y acertada!

¿Por qué una corbata de rayas es un éxito asegurado?

Seguro que si te pones a pensar en una corbata británica lo primero que se te viene a la cabeza no son los estampados geométricos, sino el modelo de regimiento. De hecho, es difícil no imaginar a los banqueros o caballeros sin él. Pues deberías saber que, sorprendentemente, el origen de este diseño se remonta a principios del siglo XIX.

corbatas de rayas portada

A pesar de este largo recorrido histórico, la corbata de rayas tal y como la conocemos comenzó a expandirse a principios de la Primera Guerra Mundial. De hecho, esta prenda servía para diferenciar los regimientos. Hecho que provocó que numerosos clubs y asociaciones empezaran a utilizarlas en su día a día. Actualmente, en Inglaterra sigue estando mal visto llevar los colores de un club en la corbata si no se pertenece a él.

A diferencia de estas limitaciones, en España no existe una normativa a seguir respecto a estas prendas. Los únicos valores a tener en cuenta son aquellos en referencia al estilo que se busca conseguir.

Códigos de vestimenta de una corbata de rayas

Tal y como hemos comentado, las corbatas de rayas siguen estando en la cresta de la ola, independientemente de su modelo y longevidad. Ahora que llega el buen tiempo, lo más demandado son los tonos pastel, al igual que los colores que transmiten frescura y brillo. No obstante, te recomendamos que para un ambiente laboral siempre optes por colores más claros y serios.

En cuanto al resto de prendas con las que puedes compaginarla, te aconsejamos especialmente: blazers en azul marino, chaquetas deportivas o los trajes ligeros de algodón. Las corbatas de rayas recalcan la presencia de un buen sentido de la cultura inglesa a la hora de vestir, pero eso no implica un estilo conservador y poco atrevido. Las reglas más destacables son:

  • Para conseguir combinar a la perfección este tipo de accesorios, lo idóneo es que una de las rayas haga juego con la chaqueta y la otra con la camisa. ¡Una apuesta segura!
  • Las corbatas de rayas no suelen llevarse bien con las camisas que tengan los mismos estampados. Por ello, te recomendamos emplear prendas lisas.
  • ¡Presta atención al detalle! La anchura de cada una de las franjas es esencial para el resultado del conjunto.

De todos los tipos de corbata que encontrarás en el mercado, el modelo de rayas es uno de los más versátiles. Éste te permitirá una amplia variedad de combinaciones dentro de unos cánones necesarios de respetar. ¡Ahora que conoces las reglas, es hora de ponerse manos a la obra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *