El pañuelo de bolsillo, cada vez más de moda

 complementos de moda en http://grupojosvil.es

Hasta hace pocos años, el pañuelo de bolsillo había perdido todo su esplendor de antaño. Dejando de usarse por timidez o incluso por desconocimiento. Pero la historia del pañuelo de bolsillo está muy arraigada en diferentes culturas. Su invención se remonta al antiguo Egipto con la aparición de los primeros tejidos de algodón y lino. Los adinerados aristócratas griegos utilizaban pañuelos de seda perfumados para cubrir su nariz y paliar los malos olores de la ciudad. Los romanos lo usaban para limpiarse la cara y las manos e incluso la boca después de comer. Los franceses comenzaron a usarlo como un complemento de moda en el siglo XV. Incluso María Antonieta promulgó el conocido “Decreto del Pañuelo”, por el cual se impuso que en toda Francia el pañuelo de bolsillo debería ser siempre cuadrado.

En la historia del pañuelo de bolsillo, hay un hito importante. En el siglo XIX, Sir George Bryan Brummell, asesor de moda y amigo del Rey Jorge IV, implanto en todo el Reino Unido la utilización del pañuelo de bolsillo en la chaqueta como accesorio meramente decorativo. Por ello, en Inglaterra su uso está tan arraigado.

En España, el uso del pañuelo de bolsillo se está recuperando en los últimos años. Y es que es un complemento que aporta un toque personal al traje. Haciendo que una chaqueta desnuda, adquiera una personalidad especial.

Consideraciones sobre el pañuelo de bolsillo

pañuelo_de_bolsillo_1El pañuelo de bolsillo hace que el traje más discreto adquiera un carisma enorme. Es un accesorio muy personal, otorga personalidad y sensación de sobriedad.

Aunque su uso es más indicado para vestir más formal, es decir, cuando lleves traje oscuro, chaqué o esmoquin, la verdad es que puedes ponerte un pañuelo de bolsillo con cualquier look mucho más casual.

Puedes combinar tu pañuelo con un blazer, unos vaqueros e incluso sin corbata, convirtiendo tu estilo en moderno, elegante y muy personal. Esta es una cuestión de estilo ya para personas experimentadas y con ciertos conocimientos en la materia, y cómo no, también para los más atrevidos o transgresores.

El pañuelo de bolsillo es el último complemento que te pones al vestirte, ya que debe ser el toque que remate el conjunto y que otorgue armonía.

La corbata y el pañuelo de bolsillo no deben ir a juego, porque el efecto será redundante y muy poco sofisticado. Si eliges una corbata con rayas granate, podrías escoger un pañuelo con alguna costura del mismo color. Con esto queremos recalcar que tengas cuidado en la elección de colores y estampados. El pañuelo de bolsillo siempre debe tener algún detalle en común con la camisa y/o la corbata.

complementos de moda en http://grupojosvil.esRespecto al dibujo, lo mejor es que sean lo más diferentes posibles, es decir si la corbata es a rayas, elige un pañuelo de lunares.

Una buena recomendación, y que siempre debes tener en tu armario de accesorios es un pañuelo blanco. Es el más tradicional y sobrio, pero combina con todo y es ideal para los neófitos en estas cuestiones de estilo.  Este pañuelo puede ir doblado, en paralelo o recto, siempre otorga una imagen muy discreta y distinguida.

Los pañuelos de bolsillo se elaboran principalmente de algodón, lino y seda. En multitud de colores, lisos o estampados. Y siempre los bordes tienen que estar cosidos a mano. El pañuelo debe sobresalir aproximadamente 2 ó 3 centímetros de la costura del bolsillo.

Para llevar y lucir un pañuelo de bolsillo con elegancia, existen múltiples formas de doblarlo, pero eso lo veremos en un nuevo post.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *