La Imagen también es asunto de Hombres

La virilidad y masculinidad no están reñidas con el cuidado de la imagen

La Imagen también es asunto de Hombres
Tu imagen puede ayudarte estratégicamente a alcanzar tus objetivos

Los hombres por regla general cuidan poco su imagen, aunque actualmente son cada día más a los que les gusta cuidarse; porque si en algo nos parecemos a las mujeres, es en que nos gusta vernos bien, o mejor nos gusta que nos vean bien.

Desde siempre fuimos educados con la idea de que la vanidad es cosa exclusiva del género femenino y que si nos preocupábamos por vernos bien, pondríamos en riesgo nuestra virilidad o masculinidad. Pero seamos sinceros ¿quién no se viste para gustar?, ¿quién no pretende ser tomado en cuenta por los demás?, ¿quién no desea destacar, distinguirse y, sobretodo, para atraer al sexo opuesto?

Ninguno hombre o mujer escapa ante el deseo de brillar, destacar y distinguirse por encima de los demás, somos competitivos por naturaleza, aptitud innata y natural del ser humano.

Ten en cuenta que tu imagen puede ayudarte estratégicamente a alcanzar tus objetivos al enviar un mensaje que provoque en los demás una respuesta positiva hacia ti, ya sea que se trate de un asunto de negocios o desees lucir atractivo e interesante ante una mujer.

Ninguna persona puede impedir el proyectar una imagen, nuestra propia imagen, ya sea positiva o negativa. Nuestro cuerpo comunica todo el tiempo aunque nosotros no lo queramos. Por lo tanto ¿por qué no cuidamos nuestra imagen, e intentamos proyectar el mensaje que deseamos?, ¿por qué no aprovecharla para ayudarnos a alcanzar más fácilmente nuestros objetivos?

Ten siempre presente esta cuestión; “tu imagen puede catapultar o arruinar tu éxito”, solo depende de ti.

Considera detenidamente las siguientes cuestiones:

La Imagen también es asunto de Hombres Viñeta– La mayoría de nosotros menospreciamos el poder y el valor de la imagen, de nuestra propia imagen. Ignoramos que el 93% del impacto visual que causamos en los demás es una comunicación no verbal, es decir radica en tu apariencia física y tu comportamiento, solo el otro 7% está representado por lo que expresas verbalmente.

– Solo hacen falta 7 segundos para que los demás perciban de nosotros, características intangibles pero sumamente poderosas para ganar o perder credibilidad y confianza.

– El sexo opuesto lo primero en lo que se fijan de un hombre es en su aspecto exterior, su forma de vestir; en segundo lugar y por este orden en sus ojos, su cara y su sonrisa; y en tercer lugar en su cuerpo. Te propongo una simple prueba, únicamente mejora sustancialmente tu manera de vestir, te sorprenderás de cómo atraes más miradas femeninas que de costumbre.

– Es absurdo creer que el pretender verse bien, es exclusivamente cosa de mujeres. La propia naturaleza nos ofrece pruebas en su contra; los animales machos siempre presentan más pelo, más plumaje, muestran más colorido que las hembras; son símbolos de autoridad y dominio en su mundo de competencia.

– Aunque no seamos conscientes, nuestra personalidad se proyecta a través de la imagen que ofrecemos al exterior, por ello debemos de tener muy presente que nos corresponde cuidarla al máximo. Pero no solo es importante cuidar la imagen exterior, también hay que cuidar el interior, para comunicar una personalidad auténtica y congruente.

Después de analizar la importancia de nuestra propia imagen, ya no hay pretexto, empieza ahora mismo a mejorarla;

Invierte en ti mismo, si no lo haces tú, nadie lo hará.

El Asesor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *