Los calcetines, un detalle que se debe cuidar

Los calcetines son, por su parte, una prenda fundamental para que el calzado que llevamos sea aun más cómodo. Además, nuestros pies irán mucho más protegidos y seguros para afrontar así una dura jornada.

Los calcetines, un detalle que se debe cuidar
Los calcetines son un complemento que debemos cuidar

Los calcetines son un complemento que todos los hombres debemos cuidar si queremos mejorar el resultado final de nuestro atuendo. Son una prenda que la mayoría del tiempo se encuentran ocultos debajo de nuestros pantalones, dejándose ver solo en algunas ocasiones; aun así debemos asegurarnos de que sean de buen gusto para cuando los dejemos a la vista.

Aunque creas que no merece la pena poner cuidado en escoger el color o diseño de nuestros calcetines, ten presente que estos pequeños detalles son los que proyectan nuestro estilo, y definen de alguna forma al hombre que los lleva.

Es imprescindible que los calcetines sean largos, deben cubrir al menos hasta la mitad de la pantorrilla, o un poco por debajo de la rodilla, pues no hay nada más antiestético y de mal gusto que dejar ver parte de la pierna, cosa que resulta con mucha frecuencia al sentarte y cruzar las piernas (observa a los contertulios que participan en alguna entrevista o tertulia televisiva). También deben de quedar ajustados, evitando así que se vean arrugas y que no se caigan. Tampoco se deben llevar calcetines tan finos que tengan apariencia transparente. Otro detalle de gran importancia es la elección de la talla, es decir, asegurarnos que sea nuestra talla, ni más grande ni más pequeño. Y también tener presente que se beben renovar con bastante frecuencia, evitando que se vean desgastados o muy deteriorados.

Son muchos los hombres que opinan que eligiendo unos calcetines negros es imposible fallar. Y no hay nada más lejos de la realidad. Según la regla de protocolo se deben vestir combinándolos según el color de nuestro traje.

Los calcetines, un detalle que se debe cuidar
Los calcetines deben cubrir al menos hasta la mitad de la pantorrilla

Aunque existen dos reglas básicas a la hora de elegir el color de nuestros calcetines. Por una parte la opción de elegir el color de los calcetines teniendo en cuenta el color de los zapatos y por otra escoger su color atendiendo el color de los pantalones, sin duda esta segunda elección es la más acertada. Debido a que al elegir los calcetines del mismo color que el pantalón, logramos un efecto óptico de prolongación del pantalón. De otro modo si usamos unos calcetines negros con un pantalón de otro color (gris, marino, etc.) visualizaríamos un cambio brusco de colores que solo acortaría nuestra figura.

Como resulta difícil encontrar calcetines exactamente del mismo tono de color que el pantalón, debemos decidirnos por los calcetines del mimo color, y siempre un tono que sea mas oscuro que los pantalones ya que el salto visual es menor que el que se produciría al escoger una tonalidad más clara.

Es de suma importancia que jamás se deben llevar calcetines de color blanco con zapatos oscuros o de vestir. Igualmente solamente en verano, con mocasines o náuticos se puede prescindir de usar calcetines.

Por ultimo tener en cuenta que en algún momento o en algún lugar, uno acaba teniendo que descalzarse y la posibilidad de que nuestros calcetines se vean viejos o deteriorados dice muy poco de nosotros. Si mostramos tanta importancia a la hora de elegir un buen traje o una buena corbata, gastemos unos minutos en elegir unos elegantes calcetines.

Cuidando éstos pequeños detalles podremos considerar a nuestros calcetines una parte más de nuestro atuendo, el cual demostrará la atención que ponemos en los detalles y en nuestra elegancia, atributo fundamental de un verdadero caballero.

El Estilista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *