Pañuelos de bolsillo que querrás lucir para siempre

El pañuelo de bolsillo es un complemento que está de moda. Es idóneo para dar ese punto de color a nuestra vestimenta y aportarle la personalidad y estilo que necesita.

Cada vez más hombres modernos tienen el buen gusto de decorar sus bolsillos con esta prenda tan interesante.

Los pañuelos de bolsillo ya no sólo se usan en ocasiones puntuales y festivas, sino que se han convertido en un complemento que se puede utilizar de forma diaria combinándolo con nuestras prendas habituales.

Ya no puede faltar en nuestro guardarropa este elemento que tanto gusta a los hombres de hoy en día.

 

pañuelo seda azulon flores magenta

 

Historia del pañuelo de bolsillo

 

En sus orígenes era conocido como Pochette, constituía un simple pañuelo de uso cotidiano, guardado en el bolsillo del pecho para estar siempre a mano. Era una señal de distinción y sobriedad.

En la actualidad además de su función decorativa, se puede utilizar para limpiar las gafas si lo necesitamos, y además da un aporte de color muy vistoso.

En los últimos años podemos ver en las pasarelas, las revistas de moda un interés creciente y renovado por el uso del pañuelo de bolsillo.

 

Te presentamos nuestra nueva colección

 

Se puede combinar tanto en americanas formales de traje, como en chaquetas, blazers y chaquetas de sport. También cuando uno decide no llevar corbata resulta un elemento muy innovador y denota estilo al hombre que lo luce. 

 

pañuelo seda rojo flores 1

 

Da igual si uno lleva un pantalón deportivo. El pañuelo de bolsillo también es ideal para completar conjuntos más informales como vaqueros y camisas.

 

pañuelo de bolsillo seda azul motivos cachemir

 

Este maravilloso complemento ha visto su renacer en los últimos tiempos, y en nuestra tienda online podrás descubrir toda la colección completa para elegir el modelo que más te guste.

Puedes escoger diferentes estampados, colores, cortes y texturas, pero seguro que siempre acertarás si lo incluyes en tu vestimenta.

Autor. Rosario Peiró 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *