Cómo reconocer una corbata de buena calidad

Dentro cualquier outfit formal siempre hay un elemento que predomina por encima de todos, la corbata. Y es que se trata de uno de los detalles que más nos hace destacar, proyectando una imagen de nosotros mismos más distinguida, elegante y con buen gusto. Sin embargo, este resultado sólo se llevará a cabo a través de una buena elección. Por ello, hoy queremos enseñarte a reconocer cuándo un diseño es de buena o mala calidad. ¡Sigue nuestros consejos y acertarás!

Una corbata de calidad, guía para saber cómo reconocerla

Si bien es cierto que la elección de una corbata debería ser una práctica exclusivamente personal, no debe ser la única consideración para decantarte por un modelo y otro. En muchas ocasiones, este tipo de prendas cuentan con errores de confección que no son perceptibles a primera vista, motivo por el que requieren de una minuciosa revisión.

Cómo reconocer una corbata de buena calidad

La primera observación que debes tener en cuenta está relacionada con el material. Por regla general, el más habitual es la seda, sin mezclas sintéticas en su composición. Tan bueno es este material que muchos fabricantes intentan reproducirlo, evidentemente, sin tener éxito a través de materiales como el poliéster. Y, aunque este último es muy duradero y puede soportar un cuidado inadecuado, no consigue el mismo brillo ni tiene una caída tan natural.

Otros aspectos para reconocer la corbata

La siguiente consideración a valorar son los acabados de la corbata. Si tienes en tu mano un modelo cuyos extremos son muy puntiagudos o tienen los bordes planos, esto puede deberse como resultado de diferentes motivos: el abuso de la plancha o la fabricación en máquina.

Y es que, aunque creas que deba ser así, lo cierto es que una buena corbata siempre ha de ser confeccionada a mano. Esto es algo que también puedes averiguar si en la parte trasera de la prenda hay una costura uniforme y continua de principio a fin. Una corbata de calidad lleva sus costuras por encima de los bordes. El secreto está en los dobleces, ya que surgen de un buen corte: siguiendo la dirección diagonal del hilo de la tela.

Ahora que ya conoces lo básico para distinguir una corbata de calidad, sigue nuestras consideraciones y dota a tus looks de un accesorio insuperable. En nuestra web contamos con un amplio catálogo de artículos que cumplen con las funciones descritas. ¡No esperes más y destaca en cualquier evento con uno de nuestros productos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *