Reglas imprescindibles para usar un pasador de corbatas

Lo hemos dicho en más de una ocasión, los accesorios son el toque final que todo look necesita para estar 100% excelente. Además de aportar distinción, nos sirven para mostrar algo de nuestra personalidad al conjunto. Hoy queremos hablarte del pasador de corbatas o pisacorbatas, un elegante accesorio de metal que sirve para unir la prenda anterior con tu camisa. Siguiendo nuestros consejos conseguirás maximizar la funcionalidad y la apariencia de tu traje. ¡No esperes más y toma nota!

Cómo añadir un pasador de corbatas con éxito

Durante la década de los años 20, el pasador de corbatas llegó a nuestras vidas como un accesorio distintivo que marcaba la pertenencia a cierto grupo social. No obstante, el paso de los años ha hecho se ha abierto a todo el público. Y es que todo el mundo entiende que se trata de un elemento excelente que, además de una gran aportación ornamental, denota elegancia y buen gusto. Eso sí, no se puede añadir a lo loco, y nosotros vamos a mostrarte las reglas fundamentales:

Reglas imprescindibles para usar un pasador de corbatas

Procura que tu pisacorbatas esté sujeto a algo más que a tu corbata. Aunque mucha gente lo utilice de esta manera, lo cierto es que es un error muy común, pues también debe ir unido a la camisa. El objetivo principal de este accesorio es evitar que la corbata se mueva por todos lados, pero no lucirá de la misma forma si no se sigue lo comentado anteriormente. De hecho, provocará que se deslice para arriba o para abajo.

Coloca el pasador en el lugar exacto. Es el mayor error que hemos visto durante los últimos años, y es que un mal uso del pasador de corbatas destaca especialmente. Por ello, no olvides que este accesorio siempre debe estar entre el tercer y el cuarto botón de tu camisa. ¡En otra posición arruinará el estilo que quieres mostrar!

Más consideraciones sobre el pisacorbatas

El tamaño sí importa. Evidentemente, si vas a añadir esta pieza a tu look, no puedes dejar de lado el tamaño de tu corbata. Nosotros te recomendamos que el largo del pasador de corbatas sea entre la mitad o dos tercios de la prenda.

Ten en cuenta el seguro. En el mercado encontrarás dos tipos de cierre principales: deslizables o por presión. Mientras que los primeros te permiten dejar tu corbata más pareja con tu camisa, los segundos son más sencillos de utilizar porque tienden a mantener su posición.

Por último, el color del pasador de corbatas. Como bien deberías saber, el color es muy importante dentro de cualquier look, ya sea a la hora de la adquisición o de la combinación entre las diferentes piezas. Mientras que el plateado o mate encajarían a la perfección en todo momento, puedes marcar la diferencia buscando otro tipo de contraste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *