Los tirantes, el complemento must-have que no puede faltar en tu armario

Nadie pone en duda que los tirantes son tendencia. No sólo ayudan a que los pantalones no se muevan de su sitio, sino que garantizan ese toque de distinción que todo outfit que se precie necesita. Si bien es cierto que hace unos años eran considerados como un complemento demasiado formal y asociado, incluso, a personas mayores, han resurgido cual ave Fénix para lucir cómodamente a la moda. ¡Evita esos espantosos pliegues que se forman en tu pantalón!

Un complemento que vive su segunda juventud

Echando la vista un poco hacia atrás, encontramos el nacimiento de los tirantes tal y como los conocemos actualmente en la Francia del siglo XVIII. Por aquel entonces, consistían en unas prendas generalmente elaboradas con lona que pasaban sobre los hombros y se ajustaban mediante unas tiras de seda al pantalón. Curiosamente, por esta época se consideraban ropa interior y rara vez se exhibían en público.

Los tirantes

Desde entonces, estos accesorios han sufrido una serie de cambios hasta que perdieron su esplendor a finales de los ochenta. Es cierto, han pasado unos cuantos años y el mercado ha evolucionado bastante. Actualmente, hacemos referencia a una pieza con estilo y personalidad que, indiferentemente del momento en el que nos los pongamos, es sinónimo de marcar la diferencia.

Requisitos a seguir para triunfar con tirantes

Seguro que te encantan las normas… Sobre todo para saltártelas. Estamos de acuerdo, pero incluso si quieres burlar todos los estándares de la moda, hay que hacerlo con sentido de causa. Una de las más importantes y que siempre deberías tener en cuenta: un cinturón y unos tirantes no son buenos aliados. Respecto a las demás, hay una serie de consejos que te vendrán como anillo al dedo para un look perfecto.

Asegúrate de contar con unos pantalones concebidos para ser llevados con este accesorio. Lo ideal es que no cuenten con trabillas para utilizar cinturón, sino unos botones para asegurar los tirantes. Por regla general, puedes diferenciar estas prendas debido a su cintura más alta, que actualmente vuelve a estar de moda.

Normalmente, los diseños de tirantes más formales llevan incorporados unos ojales de cuero para sujetarse correctamente al pantalón. En cuanto a los botones de éste, pueden ir cosidos tanto por fuera como por dentro de la cinturilla. Mientras que la primera opción es la más convencional, la segunda es el estilo más idóneo para vestir de etiqueta. También puedes emplear clips metálicos con los que mantener la sujeción.

Entre las ventajas esenciales de este accesorio no sólo encontramos su ayuda para sostener el pantalón sin importar el movimiento. Además,  prolonga y afina la figura dando la sensación de verticalidad. Como ves, los tirantes son un complemento must-have que no puede faltar en tu armario. ¡Si han sido utilizados durante tantos siglos, será por algo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *