Vestir informal sin dejar de ser elegante

Vestir informal sin dejar de ser elegante
El vestir informal no quiere decir vestir con ropa de hacer deporte

El vestir casual, informal o de sport no quiere decir vestir con ropa de hacer deporte. Entendemos por vestimenta informal, sencillamente aquella forma de vestir que no necesita corbata o pajarita para estar completa. El estilo informal es el más utilizado por los hombres a la hora de formar su look.

El auge del vestir informal o casual tiene su popularidad en los grandes diseñadores que eligieron el look urbano como un motivo inspirador. Este look se caracteriza por la mezcla entre elegancia y comodidad. No es tan difícil vestir informal pero elegante para un hombre, es incluso más fácil de lo que parece.

A la hora de adoptar un estilo informal, no debemos confundir informal con descuidado o desaliñado. Al contrario de lo que puedes llegar a pensar, este estilo requiere de un gran esmero para lograr la comodidad con prendas informales sin dejar de estar elegantes.

Ten en cuenta que un hombre puede ser de lo más elegante y distinguido vistiendo de traje y luego caer en la mayor vulgaridad al hacerlo informal. Asimismo puede ocurrir que haya caballeros que por su profesión no necesiten vestir de traje y no por ello tienen que dejar de ser juzgados como hombres elegantes.

El estilo casual o informal tiene como base prendas imprescindibles en cualquier armario masculino, prendas como los jeans, las camisas, las camisetas básicas y las cazadoras, también bermudas, pantalones chinos, y como no, las botas, los mocasines y náuticos

Alguna regla a seguir para vestir elegante y a la vez informal:

– Parte del buen resultado está en una adecuada armonía en los colores de pantalón, camisa y jersey. No es correcto mezclar colores que no tienen relación entre si y que no combinan de forma adecuada.

– La intención es vestir informal, sin ser desaliñado, las prendas deben estar limpias y planchadas, de modo que el aspecto general sea de pulcritud.

– Evita completamente las camisetas y sobre todo aquellas que tienen publicidad; preferiblemente utiliza camisas o polos, es siempre mucho más elegante.

– Es importante que los zapatos, el cinturón y la chaqueta estén acordes, ten en cuenta que estar acordes no quiere decir que sean del mismo exacto color, pero si que estén en la misma escala de color.

– Procura no utilizar tenis, deportivos o chanclas; siempre es más elegante unos náuticos, mocasines, botines, botas o sandalias (dependiendo de la estación del año).

– Presta atención al detalle de los complementos de moda, el estilo informal admite todo tipo de complementos como; cinturones, pañuelos de bolsillo, pashminas o fulares, etc.

– Ten siempre presente que la elegancia no solo es llevar un bonito traje. Una persona irrespetuosa y grosera con un traje elegante es tan sólo una persona poco agradable y descortés aunque bien vestida.

– Primeramente tenemos que creernos elegantes por dentro, aprender a mirar, sonreír, hablar y sentir la elegancia desde el interior para luego transmitirla desde el exterior.

– Por último, debemos preocuparnos en lucir de una manera agradable y grata tanto por dentro como por fuera, en la forma de comportarnos, de actuar y por supuesto de vestirnos.

El Estilista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *